Los cansancios

Isaías 49,3-6
Él me dijo: “Tú eres mi Servidor, Israel,
por ti yo me glorificaré”.
Pero yo dije: “En vano me fatigué,
para nada, inútilmente, he gastado mi fuerza”.
Sin embargo, mi derecho está junto al Señor
y mi retribución, junto a mi Dios.
Y ahora, ha hablado el Señor,
el que me formó desde el seno materno
para que yo sea su Servidor,
para hacer que Jacob vuelva a él
y se le reúna Israel.
Yo soy valioso a los ojos del Señor
y mi Dios ha sido mi fortaleza.
Él dice: “Es demasiado poco que seas mi Servidor
para restaurar a las tribus de Jacob
y hacer volver a los sobrevivientes de Israel;
yo te destino a ser la luz de las naciones,
para que llegue mi salvación
hasta los confines de la tierra”.
Este poema bien podría ser la oración de los cansados.
Y la original respuesta del Señor.
Y su modo tan particular de curar.
De curar los cansancios y de curarnos integralmente.
Con el Servidor decimos que nos hemos fatigado inútilmente, para nada.
Que hemos gastado las fuerzas y hemos logrado… nada.
(Recuerdo ahora mismo aquella expresión que no olvidaba el “cansancio de los buenos”).
Aún así, el Servidor no olvida que es valioso a los ojos del Señor.
Hay una sola mirada que es la que cuenta: la de quien nos conoce y no nos tasa.
Esa es la raíz de la fortaleza sin corazas.
En los momentos de aciertos y elogios es fácil recordar que somos alguien.
Muy fácilmente le atribuímos al Señor su actuar en nosotros.
Pero agradecer hechos piltrafas es propio de quien se sabe amado.
Y el Señor revela un nuevo sentido.
Como quien coloca la mano debajo del mentón de quien estaba mirando el suelo, el Señor nos invita a mirar el horizonte.
(A Abraham le había pedido que contara las estrellas y la arena de la playa).
Nos da descanso haciendo más amplio aún nuestro reto.
No permite que “demasiado pocas cosas” nos enturbien y enceguezcan, nos desanimen y tomen decisiones por nosotros.
Dios cura los cansancios mostrándonos la amplitud de nuestro horizonte.
Anuncios

Resonancias del espíritu

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: